CENTRO DE MEDICINA ESTETICA ANTIENVEJECIMIENTO

"Tratamientos Únicos y Exclusivos como Tú"



Datos de contacto

Datos de contacto

13.9.11

Sonrisa gingival

ODONTOLOGIA Y MEDICINA ESTETICA; COMPLEMENTOS IDEALES PARA UNA SONRISA PERFECTA

Una sonrisa perfecta no depende solamente de tener dientes blancos, de buen tamaño  y bien alineados. Muchas personas desarrollan un despliegue excesivo de la encía al sonreír, lo que se conoce como Sonrisa Gingival, aparentando mayor edad e incluso ocasionándoles problemas de autoestima.

La SONRISA GINGIVAL  puede desarrollarse por tres causas: el exceso de crecimiento vertical esqueletal  del hueso del maxilar  superior, el crecimiento excesivo de las encías, o la hipercontractilidad de los músculos elevadores del labio superior. Los primeros dos tipos se corrigen mediante intervenciones quirúrgicas. El último, se debe a un problema neuromuscular que puede ser genético y  se corrige fácilmente con una intervención poco invasiva utilizando Botox®.

Aunque los efectos de este tratamiento son temporales  y reversibles, representa la única forma de corregir este problema estético que hace que muchos pacientes cubran sus bocas al sonreír. El procedimiento es rápido, poco invasivo y se realiza sin anestesia, igual  como sucede con otras aplicaciones cosméticas de Botox®.

El tratamiento con Botox ® es personalizado según la forma como eleve  el labio el paciente  al sonreír; se tratan en cada paciente los músculos responsables de elevar el labio para producir la sonrisa, cuya localización exacta varía de acuerdo con el tipo de cara del paciente. Hay que conocer bien la anatomía del área para localizarlos, y palpar estos músculos previos a ser inyectados. Luego se ponen en función, o sea, se pone al paciente a sonreír para ver exactamente cómo los músculos se extienden en su cara; para así obtener los mejores resultados.

Los resultados comienzan a notarse entre el tercer y el quinto día, pero en la mayoría de los casos son evidentes desde el segundo día. Los resultados varían en cada persona, pero la cantidad promedio que el labio superior baja es unos cinco milímetros, medio centímetro y en casos excepcionales hasta ocho.  Uno de los beneficios agregados es que mejora la apariencia del pliegue nasolabial y le da un aspecto más joven al tercio inferior de la cara.

La duración del efecto de Botox® varía entre cuatro y seis meses, tiempo a partir del cual el paciente tiene la opción de inyectarse nuevamente. O puede hacerlo de forma selectiva, para ocasiones especiales como bodas, quinceañeros, entre  otras.  Los efectos secundarios son mínimos y excepcionales como  molestia o dolor en el área de inyección, aparición de pequeños hematomas o sensación de pesadez o pequeños calambres en el área; aunque si aparecen son cortos y de carácter temporal.

Los pacientes que pueden ser tratados con Botox ® para corregir su sonrisa gingival deben tener mínimo  16 años de edad y su edad máxima depende de la flacidez de los tejidos y fuerza muscular en la zona a tratar.

Las contraindicaciones al tratamiento son muy precisas: Enfermedades neurológicas debilitantes, como esclerosis lateral amiotrófica (ALS) y  miastenia gravis,  mujeres embarazadas y aquellas que estén lactando.

El costo del tratamiento con Botox® para sonrisa gingival es muy cómodo debido a que se requieren pocas unidades del medicamento para bloquear los músculos responsables.

Las mujeres son las más afectadas con la sonrisa gingival de origen neuromuscular. Cuando piense en tratar su sonrisa gingival tenga en cuenta que:
-El Botox®, está aprobado por la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) para la corrección de estrabismo, blefaroespamo o parpadeo involuntario, distonía cervical o trastorno de movimientos del cuello y la cabeza, y en el área cosmética para la corrección de las líneas de expresión facial.

-Su odontólogo de confianza es la persona indicada para diagnosticar la sonrisa gingival de origen neuromuscular.

-La ortodoncia no corrige este tipo de despliegue excesivo de la encía al sonreír porque no es un problema de origen dental, esqueletal o de huesos ni de origen gingival o de encías. Es un problema neuromuscular, por lo que hay que tratarlo desde ese punto de vista y ahí es donde Botox® es la mejor opción de tratamiento.

-Para obtener excelentes resultados, el Botox® debe ser aplicado por un médico estético experto en la aplicación de este tratamiento.

Mayor información en http://drluisaobregon.com/anti/

No hay comentarios.: